¿Qué son las redes empresariales y cómo sacarles partido?

aryse

En el ámbito de las compañías, las redes empresariales serían el conjunto de estrategias e infraestructuras dedicadas a la formación, conservación y gestión de redes de contactos profesionales (socios, usuarios, plantilla y equipos). Mediante estas, la propia empresa puede establecer relaciones con los profesionales y compartir información y colaboración en el ámbito de trabajo para poder ofrecer tareas, servicios y productos. A continuación, le explicaremos cómo sacarles partido para implementar su rendimiento.

Factores a tener en cuenta en las redes empresariales

Primero de todo, para conformar la estrategia de las redes empresariales enfocadas al Networking, hay que tener en cuenta que estas deben adaptarse a las características propias de cada sector y de cada empresa. Con ello, se debe tener en cuenta que los objetivos pueden variar según dichas circunstancias.

Así, se deben establecer los puntos de partida idóneos, según el organigrama con el que debe trabajar la empresa y para el que las redes empresariales pretenden servir de marco. En las redes empresariales existen perfiles técnicos, lógicos y virtuales que se deben tener en cuenta a la hora de diseñarlas. Estos incluyen los diferentes elementos de hardware incluidos en una empresa, así como el software del que debe dotarse para poder establecer los protocolos necesarios para la transmisión de datos.

Hay que pensar, por tanto, que los softwares dedicados a las redes empresariales están pensados para suponer la arquitectura y la automatización de dichas redes y para dotarlas de un diseño inteligente. A continuación, exponemos algunas pautas a tener en cuenta para poder sacarle partido a dichas redes empresariales.

1.- Formar la red de contactos

Para empezar, es importante crear una red de contactos que incluya únicamente a personas conocidas y colaboradores efectivos. Esto supondrá no solo un implemento de la seguridad sino, al mismo tiempo, de la eficiencia ya que la comunicación e interacción estará basada en miembros relevantes que pueden aprovecharse de ella y sacarle el rendimiento para el que están pensadas las redes empresariales.

En esta fase es fundamental establecer un análisis correcto de los elementos. Se deben incluir componentes de mercado, así como las necesidades de los propios clientes y con ello cotejar las áreas empresariales donde se pueden mejorar los diferentes procesos.

2.- Definir prioridades respecto a los contactos

Una vez se ha establecido el análisis de los elementos, así como el potencial de cada uno de ellos, a la luz de las necesidades de los propios clientes y los departamentos colaboradores de nuestra empresa, se deben definir las actuaciones necesarias para mejorarlos.

3.- Establecer el proceso de acercamiento a nuestra red

Naturalmente, las redes sociales deben buscar la mejor forma de establecer la colaboración entre las empresas en lo que se ha venido a llamar «alianzas». Para que otra empresa o colaborador quiera entrar en ella debemos hacer un esfuerzo por explicarle cuáles son nuestras fortalezas y cuáles son las ventajas de incluirse. En este sentido debemos explotar los puntos en común para mostrar que se pueden obtener beneficios conjuntos.

4.- Busca el beneficio real para la empresa

Un error muy común consiste en incluir en una red a colaboradores estrictamente pertenecientes al ámbito empresarial. Sin embargo, el mayor potencial de las redes empresariales está precisamente en proveedores y clientes, por lo que no se trata estrictamente de una red de carácter público, sino que debe buscar el beneficio real para la empresa a través de explotar, respecto a estos, su propio potencial.

5.- No olvidar el largo plazo

En las redes empresariales debemos entender que los diferentes eventos y expectativas que implantemos deben enfocarse también en el largo plazo (que es cuando mayor rendimiento se tiene) y al mismo tiempo ir haciendo su constante actualización y puesta a punto.

6.- Emplea la tecnología adecuada para implementar el rendimiento

A la hora de establecer redes empresariales se debe emplear la tecnología que la Transformación Digital pone a nuestro servicio. Software como los de Cisco, basados en la intención, son en este sentido fundamentales para poder ganar en velocidad y precisión, así como para mejorar las decisiones a través del enriquecimiento de los datos y la optimización del uso de los mismos.

Aryse proporciona a las compañías las mejores soluciones de Cisco para que estas puedan ser más competitivas y puedan así aventajar a la competencia en el mercado.

CTA eBook - Cisco revoluciona las Redes Unificadas y Basadas en la Intención

enterprise networksEnterprise network security